Left Continuar la compra
Pedido

Su carro actualmente está vacío.

También te podría gustar
$28.990
$10.990
Despachos a todo Chile | Atendemos de lunes a domingo. Despacho gratis a RM sobre $40.000 con el código ENVIORM

Como prepararlo?

¿Cómo preparar el matcha perfecto?

Te enseñamos cómo preparar té matcha de la manera tradicional, los utensilios necesarios (y alternativas) para disfrutar saboreando tu taza de té matcha perfecta.

La preparación, conocida habitualmente como la ceremonia del té «Cha no yu en japonés», es un rito social y espiritual milenario.

Para esta antigua y tradicional forma de preparar el té, el grado Ceremonial es sin duda la mejor elección. El grado Premium sigue siendo una buena alternativa, especialmente para iniciarse en el apasionante mundo del té matcha.

Guía para escoger un buen matcha

Al contrario que otras infusiones, la preparación del té es por suspensión. Recordemos que en este caso, al tomar matcha, consumimos toda la hoja de té verde molida en forma de polvo finísimo. De este modo se conservan todas sus propiedades organolépticas.


Utensilios necesarios para la preparación del té matcha

Para disfrutar de tomar un perfecto té verde matcha según los dictados de la escuela del té japonesa se recomienda utilizar los utensilios tradicionales:

Chasen: llamado también Whisk, es una brocha larga de bambú. Sus rígidas y finas cerdas de bambú están especialmente diseñadas para remover el polvo del té de manera homogénea sin alterar su sabor. Para su posterior limpieza y conservación, recomendamos lavarlo simplemente con agua caliente sin jabón.

Chashaku: también conocida como Cucharilla de Bambú, es una cuchara larga y curva que sirve para recoger la cantidad justa de matcha, aproximadamente 1 gramo. Una vez la utilices, bastará con pasar un trapo seco para eliminar los restos de polvo que se hayan quedado.

Chawan: es el Bowl o cuenco perfecto para la preparación de este té. Un pocillo ancho, ideado para facilitarnos la labor de revolver el polvo de té matcha. Suele estar fabricado en cerámica o barro y sus colores harán resaltar el intenso verde de la bebida.

Compra tus accesorios y Kits para la ceremonia del té matcha


¿Puedo preparar té matcha sin batidor de bambú?

Si no tienes aún el chasen, puedes utilizar un frasco con tapa, o si lo tienes, un espumador de leche. Esta solución es la más versátil porque además te servirá para prepararte un delicioso matcha latte.


Formas de preparar el té verde matcha

Según la fórmula tradicional japonesa, exclusivamente mezclado con agua, existen 2 maneras distintas de preparar este té: Usucha (la más común) y Koicha.

Cómo preparar té matcha de la forma habitual, Usucha

Ingredientes:


1.5 gr Polvo de té verde matcha Grado ceremonial
70 ml agua 70-80ºC (espera unos 5 minutos después de que hierva tu agua)

Preparación:


Utiliza el chawan o bien una taza ancha y baja tipo cuenco. Añade el polvo de té verde y a continuación la mitad del agua.
Revuelve tu matcha con la ayuda del chasen. Los movimientos deben ser rápidos y enérgicos, alternando movimientos en «M» y en «W», con el whisk siempre apoyado en la superficie.
Una vez disuelto completamente, asegurándonos de que la mezcla es homogénea y sin grumos, añadir el resto del agua al gusto manteniendo su textura cremosa.

La consistencia de la bebida siguiendo este proceso será muy cremosa y fina. Debe formarse una capa de espuma en la superficie.

La proporción es de 2 chashaku por 70ml de agua. Si la bebida está demasiado diluida no se hará crema, por lo que aconsejamos prepararlo de este modo. Posteriormente, si lo prefieres más ligero, se puede añadir un poco más de agua conservando su textura cremosa.

Koicha, una preparación menos conocida y también deliciosa si tienes entre tus manos un buen matcha.

Es la versión para los más fanáticos de té matcha. Más fuerte, más concentrada, parecida al café espresso.

La proporción en este caso es el doble que el Usucha, 4 chashaku de matcha por 70ml de agua.

La forma de prepararlo es la misma que la definida anteriormente con la diferencia que, ahora, los movimientos para remover el matcha serán suaves y más lentos. Se debe mezclar hasta que no quede ningún grumo.

El resultado final será un té mucho más intenso, muy cremoso y con notas dulces en el paladar. Pero no apto para hipertensos.

¿Agua fría o agua caliente?

Se puede utilizar tanto agua caliente como fría, según tus gustos.

El método más tradicional es con agua caliente, lo que permite conseguir una consistencia mucho más cremosa y permite que la espuma permanezca por más tiempo.

En cambio, si deseas una bebida energética fresca, puedes tomarlo con agua fría. Cambia mucho su aroma y el color es más luminoso. Su sabor es ligeramente menos amargo.

Ahora que ya sabes las preparaciones básicas y tradicionales del Matcha es hora de aventurarte con un Matcha Latte

Para preparar tu latte verde prefecto, disuelve 1 o 2 gramos de Alma Matcha en aproximadamente 60 ml de agua (1 shot) fría o caliente dependiendo de cómo prefieres beberlo.

Recuerda que no debes agregar agua recien hervida porque quemarás los nutrientes de nuestro preciado oro verde.

Estando disuelto tu matcha puedes agregarlo a 200ml de tu leche preferida previamente espumada.

Ahora solo falta endulzar a tu gusto y disfrutar de toda la energía natural.


Ya sabes cómo preparar té matcha de diferentes formas así que no hay excusa para no beberlo a diario.

¡Y las posibilidades en recetas son infinitas!